Internacional

Con docenas de muertos y los esfuerzos de rescate en curso, el alcalde de Nueva York dice que el futuro terrible que advirtieron los expertos es ahora

Después de que los restos de Ida arrasaran la Costa Este dejando al menos 46 muertos, muchos están de luto mientras examinan los daños de una trágica tormenta que el alcalde de la ciudad de Nueva York instó a todos a ver como “la mayor llamada de atención que podríamos recibir”.

“Ahora estamos en un mundo nuevo, seamos francos”, dijo el alcalde Bill de Blasio, añadiendo que la intensidad y la frecuencia de las tormentas están aumentando y que Estados Unidos va a tener que hacer muchas cosas “de forma diferente” y “rápidamente”.

A última hora de este jueves, la Casa Blanca dijo que el presidente Joe Biden ha aprobado una declaración de emergencia para Nueva York y Nueva Jersey debido a las condiciones de emergencia tras la devastación que dejó al menos 39 muertos en los estados vecinos.

Más de 20 millones de personas siguen bajo advertencia de inundación, ya que toda el agua de lluvia fluye hacia arroyos, riachuelos y ríos más grandes. Es probable que las inundaciones persistan hasta este viernes y se prevé que algunos ríos del noreste permanezcan por encima del nivel de crecida hasta el fin de semana.