Merida

Ha pasado ya un mes del deceso del joven veracruzano José Eduardo Ravelo y su muerte continúa impune.

Renan Barrera concha ya se encuentra despachando en palacio municipal y jugando un papel de victima.

Los intentos de manipulación de Renan Barrera han ocasionado dilación en el trabajo de investigación para lograr fincar responsabilidades a los culpables del asesinato.

Sin embargo las investigaciones continuan y la Fiscalía de Yucatán está trabajando en colaboración con la Fiscalía General de la República para lograr más evidencias para llegar a la verdad y obtener de nuevo la detención y el castigo de los autores de dicho crimen. 

Mientras tanto Renan Barrera ha iniciado una campaña en medios para nuevamente intentar limpiar su imagen por que aun sueña con sentarse en la silla de palacio de gobierno