Nacional Yucatán

Tren Maya un proyecto que detonaría al sureste, pero requiere estar bien planeado: Ramírez Marín

El Senador participó en el primer Congreso Nacional del Tren Maya, donde se abordaron los pro y contras del megaproyecto para la zona.

Para que el megaproyecto que el Gobierno Federal está llevando a cabo con la construcción del Tren Maya se desarrolle de forma exitosa, sea redituable y que además contribuya al desarrollo de la región, pero primordialmente de las comunidades por donde pasará este, se requiere de un plan integral que contemple temas como el de las energías y el acompañamiento de los pueblos.

Durante su participación en el Congreso Nacional del Tren Maya realizado en la Cámara de Comercio de Mérida, el senador yucateco, Jorge Carlos Ramírez Marín manifestó que el proyecto del Tren Maya debería dinamizar y crear nuevas oportunidades para el estado y la península.

“El tren maya es una excelente idea, pero no es una varita mágica; no resolverá el tema de la economía ni siquiera la de Yucatán, porque para una generación continúa de empleos necesitas dos cosas: energía barata y apoyo a los sectores que se van a beneficiar del tren”, indicó el legislador yucateco.

Este proyecto ferroviario debe estar acompañado de programas que refuercen las vocaciones de cada región, sacándole el máximo provecho a los atractivos tanto naturales como culturales y generando bienestar en los pobladores desde sus lugares de origen, opinó en su intervención el legislador por Yucatán.

Agregó que es importante que las autoridades sean cuidadosas en el tema del pago de tierras por derecho de vías a los pobladores, para evitar que intermediarios se queden con su patrimonio, así como garantizar un pago justo por las mismas.

“Hay quejas de que se están pagando precios muy bajos por las tierras así como poca transparencia al momento de realizar los pagos, hay que asegurarse que el dinero llegue a las comunidades y no se quede con intermediarios”, agregó.

Ramírez Marín recordó que la obra se está costeando con recursos del Gobierno Federal en su totalidad, por lo que hizo hincapié en que cada retraso o cambio generado al mismo modifica sus costos y tiene un impacto en el presupuesto del mismo.

“Es una obra que se está haciendo con dinero de los contribuyentes, nuestra principal preocupación debe ser que se termine y que entre en funciones y que cumpla con los objetivos planteados para la obra”, enfatizó.

Por último, señaló que para exponenciar los efectos positivos del Tren Maya, este debería tener una importante vocación de carga, aprovechando la ubicación geográfica privilegiada de Yucatán, por lo que al conectarse con el tren al centro y norte, permitiría detonar la industria en la zona.

En el evento estuvieron presentes: Jorge Escalante Bolio, Director del corporativo turístico Amigo Yucatán; Armando Bojórquez Bolio, presidente de la Asociación para la Cultura y el Turismo de América Latina; Rafael Echazarreta Torres, diputado estatal e Iván Rodríguez Gasque, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida.