Internacional

Es posible que la primera ave criada por el ser humano haya sido un casuario, a menudo llamado el ave más peligrosa del mundo por su dedo largo en forma de daga.

Territorial, agresiva y a menudo comparada con un dinosaurio por su apariencia, esta ave es una candidata sorprendente a la domesticación.

Sin embargo, un nuevo estudio de más de 1.000 fragmentos de cáscara de huevo fosilizados, que fueron excavados de dos refugios rocosos utilizados por cazadores-recolectores en Nueva Guinea, sugiere que los primeros humanos pudieron haber recolectado los huevos de estas grandes aves no voladoras antes de que nacieran y luego criaron a los polluelos hasta la edad adulta.