Interior del Estado Yucatán

Alianza para que jóvenes y adultos mayahablantes y migrantes se alfabeticen y concluyan su educación básica

Los institutos para la Educación de los Adultos del Estado de Yucatán (IEAEY) y para el Desarrollo de la Cultura Maya acordaron trabajar de manera coordinada para que jóvenes y adultos mayahablantes y migrantes que se encuentran en situación de exclusión educativa se alfabeticen y concluyan su educación básica.

En la ceremonia de firma de convenio para protocolizar el acuerdo, la maestra Rosa Adriana Díaz Lizama, directora general del IEAEY, informó que hay trabajo pendiente con la población mayahablante de todo Yucatán. La tarea que nos toca es llegar a todos, pero especialmente a la gente más vulnerable, a quienes menos oportunidades tienen, subrayó.

En ese sentido, anticipó que con el apoyo del Indemaya se redoblará el esfuerzo para atender a las personas mayahablantes en su propio idioma. Al respecto, el director del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya, Eric Villanueva Mukul, indicó que el 25% de los yucatecos habla maya y que la mayor población mayahablante se encuentra en 40 municipios del Estado.

Al respecto, la funcionaria del gobierno del Estado reveló que el IEAEY cuenta con un diccionario español-maya elaborado por un maestro del mismo Instituto, que se ha convertido en una importante herramienta para la alfabetización.

Rosa Adriana Díaz anunció también que el mes próximo se pondrá en marcha el programa Educación sin fronteras y la herramienta Aprende INEA por medio del cual los migrantes que se encuentran en Estados Unidos y que no cuenten con educación básica podrán estudiar en línea.

El objetivo es que estudien módulo por módulo, en las horas y días que tengan disponibles, ya sea por celular, tableta o computadora, para que puedan certificar su primaria y secundaria, explicó la directora del IEAEY. Añadió que los migrantes recibirán su certificado por correo electrónico.

La ceremonia de firma de convenio se realizó en las instalaciones del IEAEY, en la calle 62 entre 65 y 67, en el centro de Mérida.