Internacional

Al menos siete muertos en un ataque con misiles a Lviv, en la franja occidental de Ucrania

El Gobierno ucranio afirma que Mariupol ya no existe y que Rusia ha decidido “arrasar la ciudad hasta los cimientos a cualquier precio”

La violencia ha vuelto a acercarse a la frontera de Ucrania con la Unión Europea. Varios ataques con misiles a la ciudad de Lviv, a unos 70 kilómetros de territorio polaco, han causado este lunes la muerte de al menos siete personas, según informó el responsable de la administración militar regional, Maksim Kozitskyi.

Guerra Rusia - Ucrania | Rusia lanza ataques en Lviv, el oeste de Ucrania,  y concentra sus fuerzas en el este | Donbás | Vladimir Putin | Volodymyr  Zelensky | MUNDO | EL COMERCIO PERÚ

Al menos 11 personas, entre ellas un niño, han resultado heridas en esta ofensiva dirigida contra infraestructuras militares. El alcalde de la ciudad, Andrii Sadovi, ha asegurado en su canal de Telegram que los siete fallecidos son las primeras víctimas civiles en esta ciudad durante la invasión. La víctima más joven tiene 30 años.

Mientras, la ciudad de Mariupol, en el sureste del país, se resiste a ceder el control a Rusia ante el atroz asedio militar que sufre desde hace semanas y el ultimátum del Kremlin para su rendición. El presidente ucranio, Volodímir Zelenski, ha criticado esta madrugada el retraso en la entrega de armas comprometidas por los países aliados.

Sadovi reveló que fueron cinco los misiles que habían caído en el municipio, y que fueron cuatro los que han causado la destrucción en el casco urbano: tres cohetes fueron dirigidos a edificios militares y un cuarto cayó en una estación de reparación de coches.

Al menos siete muertos en un ataque con misiles a Lviv, en la franja  occidental de Ucrania | Internacional | EL PAÍS

En esta última localización perdieron la vida cuatro personas, según Kozitskii. El jefe militar de la provincia de Lviv solo precisó que el bombardeo había impactado en infraestructuras militares, entre ellas, un almacén en desuso.

Las autoridades ucranias limitan al máximo que los medios de comunicación difundan detalles e imágenes sobre las acciones enemigas contra objetivos considerados estratégicos, incluso bajo amenaza de pena de cárcel.

Así sucedió el pasado 26 de marzo, cuando dos ataques con misiles de precisión Kalibr destruyeron en el centro de Lviv unos depósitos de combustible y dañaron unos hangares de reparación de tanques. El Ejército no reveló esta información e incluso impidió a los periodistas que tomaran imágenes de los destrozos que las bombas rusas causaron en una escuela vecina a los hangares.

Al menos siete muertos en un ataque con misiles a Lviv, en la franja  occidental de Ucrania | Internacional | EL PAÍS