Interior del Estado Yucatán

Aprueban ‘menstruación digna’ en escuelas públicas de Yucatán

Los productos de higiene íntima serán gratuitos para estudiantes

Este miércoles, por unanimidad, el Pleno del Congreso de Yucatán aprobó reformas y adiciones a la Ley de Educación del Estado de Yucatán para brindar, de forma gratuita, productos de gestión menstrual (e higiene en general) en las escuelas públicas, así como educar sobre el tema y hablar sobre este proceso natural que viven las mujeres y personas gestantes.

“Hablemos de menstruación. Es también hablar de salud, de educación, de participación, hablar de menstruación digna es hablar de garantizar derechos humanos, es hablar de igualdad de género”, visibilizó hoy la diputada Vida Gómez Herrera, de la Fracción Legislativa de Movimiento Ciudadano.

Gómez Herrera expuso que la estigmatización sobre el tema, que orilla a no discutir de menstruación, también genera consecuencias de las cuales tampoco se habla, una de ellas es que sólo el 5 por ciento de las niños tiene conocimientos precisos sobre este proceso biológico y únicamente el 16 por ciento de las niñas y adolescentes mexicanas, con datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) México.

Señaló también que apenas 5 por ciento de madres y padres hablan del tema con sus hijas e, incluso, sólo 7 por ciento de las niñas y adolescentes son atendidas por el personal médico sobre esto.

Dadas las cifras, cuestionó “¿cómo es posible que un proceso biológico y natural que vive el 51 por ciento de la población, durante la mayor parte de sus vidas y que no es opcional, sigue siendo un tabú del que se cree que no se debe hablar? ¿Por qué creemos que no se debe hablar en las escuelas de este tema?”.

En particular, en las escuelas genera desigualdad, dijo, pues 43 por ciento de niñas y adolescentes mexicanas prefieren no ir a la escuela cuando están en su fase menstrual, provocando ausentismo e interrupción en su aprendizaje y participación ciudadana. “Esto genera desigualdad”, alzó la voz.

El presidente de la comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, donde discutieron el tema previamente, José Crescencio Gutiérrez González, del partido Nueva Alianza, expuso que “es importante reconocer que la menstruación está estrechamente relacionada con la dignidad humana”.

Abundó que, sin los recursos o condiciones necesarias, lleva al abandono escolar, laboral o de las actividades del día a día, en especial en adolescentes, por lo cual el tema ya es más latente en la defensa de las infancias, “motivo por el cual se considera que debe ser incluido en la Ley de Educación para el beneficio de las niñas y mujeres que acuden a los planteles educativos”.

La diputada Karla Franco Blanco, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), manifestó su posición al respecto, apuntando que “este es un primer paso para dignificar, desde las aulas, los ciclos naturales de las mujeres, tal como es la menstruación como una parte de la vida humana”.

Con la gratuidad de los productos menstruales en las escuelas públicas, así como la educación sobre este ciclo, ambas contenidas en las reformas y adiciones, señaló que contribuyen a “romper estereotipos y barreras que ya no son acordes a este siglo”.

“La reforma y las propuestas a ella hechas son contundentes; las autoridades educativas deberán gestionar y generar progresivamente el acceso gratuito a productos de higiene menstrual en los centros educativos”.

Con esto, dijo, logran visibilizar y actuar en beneficio de las mujeres, en lo educativo y en lo social; “estamos haciendo posible que tanto mujeres y hombres estén conscientes de lo que implican estos cambios físicos y, lo más importante, que su orientación educacional sea a través de la dignificación de la persona mediante perspectiva de género y observancia a los derechos fundamentales”.

La gratuidad aprobada hoy implica toallas sanitarias, tampones y/o copas menstruales, para niñas, adolescentes y personas menstruantes de las escuelas públicas de Yucatán, así como incluir dentro de los fines de la educación, el fomento a la educación menstrual por parte de las autoridades educativas para normalizar este proceso de la vida.