Interior del Estado Yucatán

Con ofrenda en Chichén Itzá, preparan Cumbre Mundial del Medio Ambiente

Ceremonia, para agradecer y pedir perdón por los desastres: Brenda Campos.

La guardiana del fuego maya, Brenda Campos Viana dibuja en el suelo sagrado de la ciudad maya de Chichén Itzá, junto al juego de Pelota y el Castillo de Kukulkán, una espiral con semillas de cacao, maíz y de girasol: “el ombligo de la Tierra”, acompañada de saká, bebida sagrada maya. Realiza una ofrenda a la Madre Tierra, donde no sólo le agradece por todo lo que nos ha dado, sino también le pide perdón por los desastres que ha ocasionado la humanidad. Al final, unos niños forman parte del ritual, simbolizando la esperanza de poder enmendar los destrozos de sus antepasados. 

Este 21 de abril, integrantes de las organizaciones S.O.S Tierra y Cosmo Maya participaron en la Ceremonia de Ofrenda a la Madre Tierra, como preámbulo de la Cumbre Mundial de Medio Ambiente que tendrá lugar en Mérida el próximo 5 de junio.

Campos Viana explicó que se a la madre tierra se le debe agradecer todos los días, por eso en esta ceremonia se pretende retornar a nuestras raíces, comprender que hace años vivíamos de una manera ceremoniosos, en armonía con la naturaleza, respeto y unión con la tierra. 

“Se honra a la tierra con el sudor, con semillas de girasoles, con frutas, símbolo de la abundancia que nos provee siempre”, indicó la mujer. Significan sanación, la riqueza de la tierra, al final todos somos semillas.

En la ceremonia, la también mujer medicina detalló que se le pide a los “rumbos”, del oriente, sur, norte, poniente, permiso para entregar la ofrenda y por el evento que se realizará en junio.

Se le ha dañado, no la respetamos ni la honramos. No somos congruentes. “Queremos, queremos, pero nunca damos”. “Debemos agradecer que tiene una paciencia por no cuidar de ella, de que nos alimenta y no agradecemos eso”, recalcó.

También, agregó, esto sirve para pedir perdón, pero igual hay que actuar; no se tiene que hacer grandes cosas, desde donde me encuentro, “mi vida debe ser una ceremonia pulcra, limpia, sin maltratar a los seres sintientes del planeta y respetando y agradeciendo a los seres gigantes de pie, los árboles los frutos y la sombra que nos regala”.

En la ceremonia igual participaron niños y niñas, unos vestidos de boy scouts y otros con el traje típico de Yucatán, quienes intercambiaron unas plantas de ceiba por semillas de cacao; esto, según explicaron los organizadores, es para simbolizar el trabajo coordinado que se hace en el cuidado de la madre tierra. “Son la semilla, tiene una encomienda muy grande y hay tenerlos mucha paciencia y amor porque vienen arreglar todo lo que hemos echado a perder, les estamos dejando falta de valores, y no honrar la palabra”, indicó.

El presidente de la organización Cosmo Maya, Ernesto Kuri González, indicó que es muy relevante que la sociedad trabaje unida para salvar al medio ambiente y que las futuras generaciones puedan tener un medio ambiente mejor del que hoy se tiene.

“Desde el mundo maya hacemos un llamado a sumarse y unir consciencia de revertir el daño al medio ambiente, y con ello lograr el México y mundo que queremos para nuestros hijos y demás descendencias”, subrayó.

También recalcó que la ciudadanía está harta de actos políticos, donde se expresan las voluntades y no se llega a nada. “Creemos firmemente que sí podemos la sociedad en general, el ser humano, hacer un paso adelante y tomar la iniciativa para poder cuidar nuestra única casa: el planeta tierra”, expresó.

Juan Carlos Martínez Rivera, de S.O.S Tierra, reconoció que la tierra ha sido muy maltratada por los humanos, por lo cual es muy relevante el evento a realizarse en Mérida el próximo 5 de junio, pues en él se buscarán alternativas y soluciones a la problemática ambiental.

Por su parte, Mateo Castillo Ceja, representante en México de la Iniciativa Internacional de la Carta de la Tierra, resaltó la importancia de realizar acciones en favor del planeta, desde los distintos puntos del país y el mundo, pues el daño es generalizado.

Cumbre 

Martínez Rivera adelantó que este evento tiene el fin de poder replicar los compromisos internacionales que se han establecido en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), en Escocia, en un proyecto a nivel estatal, con logros medibles y acciones durante todo el año.

Edición: Ana Ordaz