Internacional

Condena internacional a la ejecución de civiles en Bucha, Ucrania

El presidente Zelensky atribuye la matanza a los rusos; el Klemlin dice que es un montaje.

LLa Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y otras naciones de ese continente, Israel, Estados Unidos, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el papa Francisco manifestaron este domingo su horror tras la difusión de imágenes de cadáveres de civiles en Bucha, cerca de Kiev.

Al sumarse a la condena internacional por la ejecución de civiles atribuida por el gobierno del presidente ucranio, Volodymir Zelensky, a militares rusos, el secretario estadunidense de Estado, Antony Blinken, calificó las imágenes de “un puñetazo en el estómago”, y de “brutalidad contra los civiles que no habíamos visto en Europa durante décadas; es horrible y absolutamente inaceptable.

“No podemos anestesiarnos ni normalizar esta situación”, añadió el jefe de la diplomacia de Washington, quien declaró a CNN: “esta será la realidad cotidiana mientras continúe la brutalidad de Rusia contra Ucrania”, y añadió que su gobierno ayuda a documentar posibles crímenes de guerra.

Rusia, por su parte, negó que sus tropas hayan asesinado a civiles en esta localidad. Las fotografías y los vídeos publicados por el Gobierno ucraniano son una “provocación”, dijo el Ministerio de Defensa ruso en su cuenta oficial de Telegram. 

Foto: Ap

Reporteros de la agencia de noticias Afp vieron al menos 20 cuerpos, todos vestidos de civil, esparcidos en una sola calle en la ciudad de Bucha este fin de semana. Uno tenía las manos atadas a la espalda con un paño blanco y su pasaporte ucranio abierto junto a su cuerpo.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, se dijo “profundamente impactado” por las imágenes y exigió “una investigación independiente”.

El canciller federal alemán, Olaf Scholz, exigió que se esclarezcan los “crímenes cometidos por el ejército ruso”, en Bucha, y que “los autores de estos crímenes y sus patrocinadores rindan cuentas”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, tuiteó: “las imágenes que nos llegan de Bucha, ciudad liberada cerca de Kiev, son insoportables” mientras su canciller, Jean-Yves Le Drian, afirmó que estos actos atribuidos por las autoridades de Ucrania al ejército ruso “si son confirmados” son constitutivos “de crímenes de guerra”.

El presidente del Consejo de Ministros de Italia, Mario Draghi, denunció “las matanzas de civiles” en Ucrania, y advirtió que “las autoridades rusas tendrán que rendir cuentas”.

El premier británico, Boris Johnson, calificó de “crímenes de guerra” los “ataques despreciables” de Moscú contra civiles en Bucha y prometió endurecer las sanciones contra Moscú.

El premier canadiense, Justin Trudeau, afirmó que Rusia debe dar explicaciones por los “atroces y espantosos” asesinatos de civiles y aseveró que los responsables “serán llevados ante la justicia”

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, prometió nuevas sanciones de la UE tras acusar al ejército ruso de cometer “atrocidades”.

El embajador israelí en Ucrania, Michael Brodsky, condenó los asesinatos de civiles y los calificó de “crímenes de guerra”. La condena israelí tiene especial importancia, dada la calculada postura de neutralidad mostrada por las autoridades israelíes.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, mencionó que los asesinatos de civiles en Bucha son “inaceptables” y dijo no ser “demasiado optimista” sobre los anuncios de Rusia de una retirada de los alrededores de Kiev. “Lo que vemos no es una retirada, sino que Moscú está reposicionando sus tropas”, señaló a CNN.

“En cierto modo, no deberíamos ser demasiado optimistas porque los ataques continuarán, y posiblemente irán en aumento”, agregó, y señaló que la alianza entrenó a miles de militares de Ucrania en los últimos años

Foto: Reuters

Blinken se hizo eco de esa advertencia en declaraciones a MSNBC, al señalar que Moscú todavía tiene “la capacidad de causar muerte y destrucción masiva, incluso en lugares como Kiev, con poder aéreo y misiles”. Pero también estimó que el cambio parece ser “evidencia de que los planes originales de Rusia de apoderarse de todo el país, incluido Kiev, han sufrido un revés devastador.

“Rusia tenía tres objetivos: subyugar a Ucrania a su voluntad, negar su soberanía e independencia, afirmar el poder ruso y dividir a Occidente, dividir la alianza. Y en los tres frentes ha fallado”, aseveró Blinken.

El funcionario estadunidense consideró clave que Occidente y Kiev mantengan la presión sobre Rusia. “Estamos haciendo todo lo que podemos para apoyar a los ucranios. Todo eso fortalecerá la posición de Kiev en la mesa de negociaciones”, declaró a CNN.

Blinken indicó que si Ucrania negocia un acuerdo “que satisfaga sus necesidades lo apoyaremos”.

El papa Francisco volvió a condenar la “guerra sacrílega” en una Ucrania “martirizada” y pidió que el mundo muestre bondad y compasión a los refugiados, al concluir una visita a Malta.

Ya en el avión de regreso al Vaticano, Jorge Mario Bergoglio comentó que sigue trabajando para concretar una reunión con el líder de la Iglesia ortodoxa rusa, Kirill, cercano al presidente ruso, Vladimir Putin, y comentó que no descartaría viajar a la región si eso fuese de ayuda.

Foto: Ap

El director del operador de almacenamiento de gas natural de Letonia informó que los países bálticos, Letonia, Estonia y Lituania, ya no importan gas natural ruso.