Espectáculos Radio

Jada Pinkett Smith admite que tuvo adicción a la pornografía y las drogas

La polémica que generó Will Smith al golpear a Chris Rock en la más reciente entrega de los premios Oscar no ha hecho más que aumentar el interés mediático por su matrimonio, que ya había dado mucho que hablar anteriormente debido a las confesiones que la propia Jada ha hecho a lo largo de los años en su programa familiar Red Table Talk.

Desde la polémica protagonizada por su esposo, no han parado de salir a la luz antiguos testimonios de la actriz en los que asegura, por ejemplo, que nunca quiso casarse con el protagonista de King Richard y que lo hizo solo porque era joven y estaba embarazada de su primer hijo en común. En otro de los episodios, la actriz, productora, directora, cantante, compositora y empresaria estadounidense relató que fue adicta a las drogas y, por consiguiente, también a la pornografía.

Pinkett detalló que antes de su boda atravesó un momento complicado en el que consumía toda clase de sustancias y mantenía relaciones sexuales de forma compulsiva. Eventualmente intentó frenar esas adicciones refugiándose en la pornografía, pero solo consiguió crear un nuevo problema.

28th Screen Actors Guild Awards - Winners Walk

“Lo que hacía era poco saludable, tenía una relación con la pornografía que no me hacía bien, había llegado a consumirla hasta cinco veces al día”, reveló la estrella de ‘Matrix’. “Quería practicar la abstinencia y eso me condujo a establecer una relación poco sana con lo que miraba, me sentía vacía”.

Jada también aseguró que, cuando su hija Willow cumplió 11 años, mantuvo una conversación muy sincera con ella acerca del peligro que implica ver cierto tipo de material para adultos. “Somos muy abiertos en nuestra familia, nos gusta poner todos los puntos sobre la mesa”, dijo entonces la intérprete, que siempre ha apostado por fomentar la comunicación, aunque eso implique abordar temas dolorosos.