Merida

La memoria de Pedro Infante está plasmada para siempre en Mérida

La muerte me pela los dientes, decía Pedro Infante, quien en 1947 tuvo su primer accidente aéreo y fue donde se hirió el mentón

dos años después Pedro Infante enfrentara un segundo accidente aéreo del que, afortunadamente, salió con vida. Fue en 1949 cuando el actor se quedó sin combustible y estrelló su nave con un árbol.

Derivado del impacto, el ídolo de México fue intervenido quirúrgicamente y le colocaron una placa de platino en la frente. En ese percance iba acompañado de su pareja sentimental, la actriz Lupita Torrentera, con quien Pedro Infante tuvo tres hijos.

La voz del oriundo de Mazatlán, Sinaloa, que enamoró a todo un pueblo, se silenció el 15 de abril de 1957 al desplomarse su avión C-87 Liberator Express tras haber salido del aeropuerto de Mérida, Yucatán.
Y ahí murió Pedro infante y nació la leyenda.
( fracmento de un video musica de Pedro)

Pedro Infante Cruz Nació en Mazatlán, Sinaloa, un 18 de noviembre de 1917, fue un artista mexicano que durante sus años en activo se convirtió en uno de los personajes más queridos en todo el país. Debutó como actor en 1939, en el largometraje titulado ‘En un burro tres baturros’ dirigida por José Benavides, Jr. A partir de ese momento, generó gran popularidad entre los fanáticos en todo el país, siendo el primer paso a una de las carreras cinematográficas más emblemáticas para un mexicano, llegó a ser nominado al Premio Ariel a Mejor Actuación Masculina y ganador al de Mejor Actor en el Festival de Cine de Berlín, ambas, por su actuación en la película ‘Tizoc’.

Como parte de sus papeles más importantes podemos encontrar el de Pepe el Toro, que definitivamente se le dio la oportunidad en parte a su envidiable físico. Durante el rodaje de esta película, Infante tuvo que practicar boxeo junto a grandes personajes del deporte, como Raúl ‘El Ratón’ Macías y Bernabé Vázquez. Durante esta práctica, el actor le tomó un gran cariño al pugilismo para después declararse fan confeso del mismo.

Además de actor, Pedro Infante fue un gran músico, pero de acuerdo a sus palabras, él se consideraba más cantante, en este caso mariachi, que actor.

Algunas de sus canciones más populares son: Amorcito corazón, Cien años, Te quiero así, La que se fue, Paloma querida, Maldita sea mi suerte, Que te ha dado esa mujer, Dicen que soy mujeriego y Bésame mucho, la única que grabó en inglés y que interpretó en la película A.T.M. ¡¡A toda máquina!!.

Su carrera duró catorce años, en los que apareció en 61 películas con las que se gano el cariño de su publico y 314 canciones de enero ranchero.

PEDRO INFANTE VIVE EN EL CORAZON DE PUEBLO DE MÉXICO