Internacional

El primer soldado ruso juzgado en Ucrania por crímenes de guerra se declara culpable de haber matado a un civil

Rusia afirma que 959 combatientes que permanecían en la acería Azovstal se han rendido | La Comisión Europea presenta un plan de inversiones de 300.000 millones para eliminar la dependencia energética de Rusia | Moscú expulsa a 27 diplomáticos españoles.

Un tribunal de Kiev ha celebrado este miércoles el primer juicio por crímenes de guerra contra un soldado ruso. Vadim Shishimarin, un comandante ruso de 21 años detenido en Ucrania, ha sido acusado de matar a un civil desarmado de 62 años en la aldea de Chupakhivka (noreste) el 28 de febrero.

Shishimarin se ha declarado culpable y, en el caso de que el juez también lo declare culpable, el militar se enfrenta a cadena perpetua. En Mariupol (sudeste), un día después de la evacuación —rendición, según Rusia— de más de 250 combatientes ucranios de la acería Azovstal, último bastión de resistencia en la ciudad, Moscú ha informado de que otros 700 se han rendido, lo que eleva a 959 los militares que se han entregado al Ejército ruso, entre ellos 80 heridos.

Todos han sido trasladados a ciudades ucranias bajo control ruso. Un líder prorruso de la ciudad de Donetsk ha afirmado que los principales comandantes aún no han salido. El Gobierno ruso ha expulsado a 27 diplomáticos de la embajada española en Moscú en respuesta a la decisión española, hace un mes y medio, de forzar la salida de España del mismo número de funcionarios rusos. Moscú también ha expulsado a 24 italianos y 34 franceses.

En Bruselas, la Comisión Europea ha anunciado un plan de 300.000 millones de euros para tratar de terminar con la dependencia de los combustibles fósiles rusos para 2027 y acelerar el cambio a la energía verde.