Campeche

Obreros de Champotón denuncian presuntas irregularidades en procesos licitación.

Acusan que los trabajos son entregados a empresas fuera del estado.

Alegando que quien maneja los procesos de licitación para obra pública en el municipio es Luis Santini Ruibal, esposo de la presidente municipal de Champotón, Claudeth Sarricolea Castillejo, y primer regidor del municipio por Movimiento Regeneración Nacional (Morena), obreros champotoneros encabezados por Guadalupe Ángel Pech Campos, denunciaron en el Palacio de Gobierno supuestas irregularidades de la pareja presidencial municipal respecto a una presunta entrega de obras directamente a empresas de la capital y otros lugares. 

Los obreros afectados aseguraron que todo se trata de “moches” que ellos no pueden cubrir para que les entreguen alguna de las obras de este año.

Con dos mantas, una alusiva a los valores de Morena de “No mentir, no robar y ni traicionar”, pero alegando que la citada presidente municipal y su esposo han entregado obras a constructores de la capital Campeche, así como de otros municipios; además señalan que presunta asignación directa de obras a empresas fuera del estado.

Cuestionaron el motivo por el que en campaña les prometieron a estos obras para empresarios locales y señalaron que tienen un grupo de al menos 40 constructores esperando al cumplimiento de dicha promesa, que claramente “no fue firmada, sólo nos reunimos, nos prometieron que harían las cosas de manera diferente a otros gobiernos y ahora así habría trabajo para todos nosotros, y no fue así”, afirmó Pech Campos.

Al cuestionarle cuáles fueron los resultados de la primera manifestación hace una semana, el obrero dijo que una persona del gobierno estatal les prometió que dialogarían con la alcaldesa y le pedirían que los tomara en cuenta, les responda los cuestionamientos y, finalmente, buscarían estrategias para también ser beneficiados por ea Ayuntamiento de Champotón.

Guadalupe Pech dijo que la situación en Champotón es “tan difícil” que ayer al dialogar con los compañeros obreros, tuvieron que hacer una colecta para reunir 550 pesos y poder ir Campeche; sin embargo, ni Layda Sansores ni el secretario de gobierno, Aníbal Ostoa Ortega, han recibido al grupo de trabajadores de la construcción.