Espectáculos Radio

Robot chef aprende a saborear la comida como los humanos

El dispositivo fue entrenado para determinar si un alimento sabe bien o no.

nvestigadores de la Universidad de Cambridge entrenaron a su robot chef para evaluar la salinidad de un plato en diferentes etapas del proceso de masticación, imitando un proceso similar en humanos.

Sus resultados podrían ser útiles en el desarrollo de la preparación de alimentos automatizada o semiautomática al ayudar a los robots a aprender qué sabe bien y qué no.

Cuando masticamos nuestra comida, notamos un cambio en la textura y el sabor. Por ejemplo, morder un tomate fresco en pleno verano liberará jugos, y mientras masticamos, liberando saliva y enzimas digestivas, nuestra percepción del sabor del tomate cambiará.

El robot chef probó nueve variaciones diferentes de un plato simple de huevos revueltos y tomates en tres etapas diferentes del proceso de masticación y produjo “mapas de sabor” de los diferentes platos.

Los investigadores descubrieron que este enfoque de “pruebe sobre la marcha” mejoró significativamente la capacidad del robot para evaluar de forma rápida y precisa la salinidad del plato en comparación con otras tecnologías de degustación electrónica.

“Los métodos actuales de prueba electrónica solo toman una instantánea de una muestra homogeneizada, por lo que queríamos replicar un proceso más realista de masticar y probar en un sistema robótico, lo que debería dar como resultado un producto final más sabroso”, explicó Arsen Abdulali, también del Departamento de Ingeniería de Cambridge.

Para imitar el proceso humano de masticar y saborear en su chef robot, los investigadores conectaron una sonda de conductancia, que actúa como un sensor de salinidad, a un brazo robótico. Prepararon huevos revueltos y tomates, variando el número de tomates y la cantidad de sal en cada plato.

Sus resultados mostraron una mejora significativa en la capacidad de los robots para evaluar la salinidad en comparación con otros métodos de degustación electrónicos, que a menudo requieren mucho tiempo y solo brindan una lectura única.

Los investigadores dicen que al imitar los procesos humanos de masticar y probar, los robots eventualmente podrán producir alimentos que los humanos disfrutarán y podrían modificarse de acuerdo con los gustos individuales.

“Cuando un robot está aprendiendo a cocinar, como cualquier otro cocinero, necesita indicaciones de qué tan bien lo hizo. Queremos que los robots entiendan el concepto de sabor, lo que los hará mejores cocineros. En nuestro experimento, el robot puede ‘ver’ la diferencia en la comida a medida que la mastica, lo que mejora su capacidad para saborear”, dijo Abdulali.