Campeche

Alito engañó al fisco y lavó dinero: Layda Sansores

En los nuevos audios exhibidos involucran también a Eduardo Macari, empresario quintanarroense, y a la madre del presidente nacional del PRI

En un cambio de orden del día, en el Martes del Jaguar, la gobernadora Layda Sansores San Román y el periodista Juan Herrera Real revelaron nuevos audios del presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas Alito, en donde revelan evasión de impuestos mediante la compra y venta de terrenos, así como lavado de dinero, operaciones en las que incluso participó su madre como prestanombres.

En el espacio de “Las Fakenews”, a través del video de un medio nacional la gobernadora señaló que están violando su debido proceso en caso de tener una carpeta de investigación en la Fiscalía General de la República (FGR) pues un fiscal regional invitado a un programa, habló del delito que según cometió la gobernadora al exhibir los audios del presidente nacional del PRI.

En ese momento pasaron a temas educativos y de conectividad, dando la noticia de rehabilitación de centros educativos en todo el estado, así como la instalación de más de mil 500 antenas para proveer de internet a comunidades y escuelas donde no tienen ese servicio que hoy es necesario para las clases.

Durante la transmisión, los espectadores comenzaron a preguntar por el audio, por lo que de inmediato retomaron el tema, y la gobernadora presentó el video con audio como “Clases de Alito para lavar dinero”, lo escuchado fue sobre la venta y compra de terrenos, mediante diversas operaciones donde involucran a la mamá del ex gobernador de Campeche; a Eduardo Macari, empresario quintanarroense, y a una empresa que no quisieron mencionar su nombre.

Además, en el audio sus asesores le mostraban cómo hacer que en sus declaraciones de bienes no aparecieran algunos inmuebles o terrenos, hablaron específicamente de un terreno con valor valuado de 10.4 millones de pesos, el cual cedería para el giro que quisieran darle hasta por ocho o 10 años, pero a Alito le pagarían 13 o 14 millones para hacerse cargo de otras operaciones financieras.

También puede escucharse que durante la adquisición de terrenos, los compraba con pequeñas separaciones para que luego se adueñara de espacios hasta de un hectárea, argumentando que a quienes les compró los espacios ya les había pagado con algún tipo de contrato.

“Este sí es un delito, la Fiscalía tiene un trabajo arduo, pues no es algo para cerrar los ojos, sino para poner atención, pues no sólo escondió posesiones, sino además evadió impuestos cediendo espacios, además que mediante estrategias agrarias se hizo de tierras pagadas muy por debajo de su costo, como ejemplo un terreno en Champotón a orilla de la playa, de 30 hectáreas, donde pagó medio centavo por metro cuadrado”, precisó Sansores San Román.

Finalmente, la gobernadora resaltó que en diálogo con su esposo Romeo Ruiz Armenta, actual embajador de México en Guatemala, le dijo que “dejara de acribillar cadáveres, y que se ocupe en hacer el bien para los campechanos”.