Nacional

Antes del asesinato de jesuitas, cinco personas fueron secuestradas en Chihuahua

Identifican a ‘El Chueco’ como presunto responsable del crimen de los religiosos

Previo al asesinato de dos sacerdotes jesuitas en Cerocahui, municipio Urique, cinco personas fueron secuestradas ayer lunes en esta comunidad de la Sierra Tarahumara, informó el gobierno de Chihuahua.

Los privados de la libertad fueron identificados como Paul Osvaldo B. y Armando B., así como de una mujer y un menor de edad, cuyos nombres no se revelaron. 

El quinto retenido es Pedro Eliodoro Palma Gutierrez, un conocido guía turístico de la entidad y quien posteriormente habría sido asesinado junto a los religiosos Javier Campos y Joaquín Mora; los cuerpos de éstos dos últimos fueron retirados del lugar por los presuntos responsables del crimen. 

Según un comunicado de la administración encabezada por Maru Campos Galván, el reporte del secuestro se emitió durante la mañana de ayer al 911 y la denuncia de desaparición fue levantada por la familia de las primeras cuatro personas. La privación de la libertad del guía turístico fue registrada pasadas las 13 horas y confirmada por sus hijos a través de publicaciones en redes sociales.

Responsable del crimen está identificado 

Autoridades federales y del estado de Chihuahua identificaron a José Noriel Portillo Gil, El Chueco, como uno de los presuntos autores materiales del homicidio de los dos sacerdotes y de la tercera persona asesinada dentro del templo de Cerocahui. Esta persona se desempeña como jefe de una célula de sicarios y traficantes de droga al servicio de Los Salazar, un grupo delictivo que forma parte del Cártel de Sinaloa.

Información gubernamental refiere que Portillo Gil controla varias regiones del estado de Chihuahua y que existe una orden de aprehensión en su contra por el secuestro y homicidio del profesor Patrik Braxton Andrews de origen estadounidense, quien fue privado de la libertad cuando realizaba un viaje a la zona de Barrancas del Cobre y la Sierra Tarahumara en octubre de 2018.

Crimen en la sierra Tarahumara: asesinados dos sacerdotes jesuitas, un guía  turístico y otros cuatro turistas desaparecidos | EL PAÍS México

En grupo que controla es El Chueco, opera en las comunidades de Tubares, Mesa de Arturo, Cieneguita de Trejo, Bahuichivo, Cerocahui y San Rafael y cabecera municipal de Urique, Chihuahua.

El gobierno de Chihuahua, informó Campos Galván, desplegó un operativo conjunto para encontrar a los responsables, en la búsqueda participan la Agencia Estatal de Investigación, Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Guardia Nacional y Ejército Mexicano, quienes han efectuado patrullajes que se han extendido a poblados, rancherías y caminos vecinales de la zona.

De acuerdo con información obtenida de autoridades locales, la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua trabaja en la integración de la carpeta de investigación relacionada con el homicidio de los sacerdotes jesuitas y con ello se busca obtener la correspondiente orden de captura.