Internacional

De visita en la Casa Blanca, BTS aborda racismo hacia los asiáticos

La banda de K-Pop lamentó la intolerancia desbordada tras la pandemia de Covid-19.

La sensación del K-Pop, BTS, visitó la Casa Blanca el martes para hablar con el presidente Joe Biden sobre cómo combatir el aumento de los crímenes de odio contra los asiático-estadunidenses, lo que llevó el entusiasmo de las superestrellas a un tema triste y aterrador.

Los miembros de la banda J-Hope, RM, Suga, Jungkook, V, Jin y Jimin se unieron a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, en su reunión informativa con los periodistas el último día del Mes de la Herencia de los Asiáticos Estadunidenses y de las Islas del Pacífico. Jimin dijo que la banda había sido “devastada por el reciente aumento” del crimen y la intolerancia contra los asiático-estadunidenses que ha persistido desde el comienzo de la pandemia de coronavirus.

“No está mal ser diferente”, dijo Suga a través de un intérprete. “La igualdad comienza cuando nos abrimos y aceptamos todas nuestras diferencias”. V dijo que “cada uno tiene su propia historia”.

“Esperamos que hoy sea un paso adelante para comprender y respetar a todos y cada uno como personas valiosas”, agregó V.

Foto: Ap

Los miembros de la banda vestían trajes negros y corbatas y se turnaron brevemente para subir al podio. BTS estaba programado para una reunión a puerta cerrada en la Oficina Oval con Biden más tarde el martes.

Desde su debut en 2013, BTS ha obtenido reconocimiento mundial por la música y el activismo de producción propia de los miembros, incluida una aparición en las Naciones Unidas. 

La banda encabezó la lista Billboard Hot 100 tres veces en 2020 y fue nominada a destacados premios musicales como los Grammy, los Billboard Music Awards y los MTV Video Music Awards.

La sala de reuniones de la Casa Blanca, normalmente abarrotada, estaba aún más abarrotada de lo habitual, ya que los periodistas disponibles para cubrir BTS llenaron los pasillos junto a las filas de asientos asignados a los medios que asisten regularmente. La transmisión en vivo de la Casa Blanca, que no es conocida por atraer grandes audiencias a media tarde, atrajo a más de 230 mil espectadores incluso antes de que comenzara el evento.

Después de que los miembros de la banda hablaran y se tradujeran sus comentarios, los reporteros comenzaron a hacerles preguntas, pero Jean-Pierre, quien había dicho anteriormente que los miembros no aceptarían preguntas, intervino y dijo: “Nos vamos”. Eso llevó a los miembros de BTS a decir: “Lo sentimos” mientras se alejaban del podio.

Después de la banda estaba Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, quien estaba allí para dirigirse a los periodistas después de la reunión del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, con Biden más temprano ese día.

“Puedo ir a casa y decirles a mis hijos que BTS abrió para mí”, bromeó Deese, y agregó que estaba seguro de que la sala estaba “tan emocionada” por hablar sobre el impacto de la inflación en la economía estadounidense como lo habían estado por la banda.

La escena fue divertida pero el tema que llevó al grupo surcoreano a la Casa Blanca no lo fue. El aumento de los crímenes de odio y la discriminación contra los asiáticos desde 2020 ha incluido el asesinato en marzo de 2021 de ocho personas en negocios de masajes en el área de Atlanta, incluidas seis mujeres de ascendencia asiática.

Foto: Ap

Después de esos tiroteos, las organizaciones asiático-estadunidenses en los Estados Unidos organizaron eventos de unidad y recurrieron a las redes sociales para pedir el fin de los ataques racistas. En cuestión de días, BTS tuiteó: “Estamos en contra de la discriminación racial” e incluyó los hashtags #StopAsianHate y #StopAAPIHate.

“Condenamos la violencia. Tú, yo y todos tenemos derecho a ser respetados”, escribió BTS entonces. “Estaremos juntos”.

El martes, la banda agradeció a sus fanáticos y Jungkook dijo: “Todavía nos sorprende que la música creada por artistas surcoreanos llegue a tanta gente en todo el mundo, trascendiendo las barreras culturales y de idioma”.

“Creemos que la música siempre es un unificador asombroso y maravilloso de todas las cosas”, agregó.

Jean-Pierre dijo que la banda espera “combatir el racismo, la xenofobia y la intolerancia” que han enfrentado las comunidades asiáticas. Señaló que Biden firmó una legislación que combate los delitos de odio por el Covid-19 y emitió una orden ejecutiva que restablece la iniciativa de la Casa Blanca sobre los asiáticoamericanos, los nativos hawaianos y los isleños del Pacífico, al tiempo que ayuda a promover la investigación para prevenir el racismo contra esas comunidades.