Internacional

Perros detectan el Covid en pasajeros de un aeropuerto con una precisión similar al de una PCR

Un nuevo estudio estima una precisión diagnóstica de los canes del 92% en hisopos de piel y del 98% en el entorno real del aeródromo.

«Cuatro perros fueron entrenados para detectar COVID-19 utilizando hisopos de piel de personas analizadas para SARS-CoV-2 por PCR». Esta introducción que bien podría servir para el arranque de una serie de televisión al más puro estilo ‘Equipo A’, forma parte de un estudio realizado por investigadores del Hospital Universitario (HUS) y la Universidad de Helsinki (HU) y publicado recientemente en la revista BMJ Global Health.

El adiestramiento de perros con el objetivo de rastrear casos positivos de Covid-19 no es algo nuevo. De hecho, en diciembre de 2020 el Ayuntamiento de La Guardia de Jaén ofreció a sus vecinos una detección rápida de coronavirus con el olfato canino. Varios son los países, además de España, que han desarrollado estudios para el entrenamiento de perros detectores de coronavirus, como es el caso de Finlandia, Francia, Bélgica, Chile o Brasil.

Esta nueva investigación lo que ha venido a estimar es la precisión de detección de los canes tanto en un entorno controlado como en la vida real, concretamente en el Aeropuerto Internacional de Helsinki-Vantaa (Finlandia). Y los resultados ponen de relieve la validez de estos animales para detectar el Covid o descartarlo con una precisión comparable a una PCR.

El aeropuerto de Helsinki utiliza perros rastreadores que detectan COVID  con "casi 100% de acierto" - AS.com

Los investigadores adiestraron a cuatro perros para rastrear el SARS-CoV-2 en la primavera de 2020 en situaciones reales. Cada uno de ellos ya había sido entrenado con anterioridad para buscar drogas y mercancías peligrosas.

En la primera parte del ensayo, se puso a prueba sus habilidades de detección con 420 voluntarios que proporcionaron muestras de piel en hisopos. Los participantes fueron reclutados de entre los siguientes grupos: pacientes hospitalizados en Hospital Universitario de Helsinki, pacientes ambulatorios e individuos sanos que fueron contactados por teléfono o que se sometieron voluntariamente en respuesta a anuncios publicados sobre el estudio en estaciones de pruebas de PCR alrededor de Helsinki y pasajeros de vuelos entrantes y personal en el Aeropuerto Internacional de Helsinki-Vantaa.

Después de realizarles una PCR, 114 dieron positivo en SARS-CoV-2 y el resto, negativo. Las muestras se presentaron aleatoriamente a cada animal durante siete sesiones de prueba. En esta fase, la precisión diagnóstica de los perros sobre las muestras olfateadas fue del 92 % tanto para casos positivos como negativos.

En la segunda parte del estudio, los perros fueron puestos a prueba en la vida real, entre septiembre de 2020 y abril de 2021, en el Aeropuerto Internacional de Helsinki-Vantaa. En esta ocasión, la precisión diagnóstica que alcanzaron los canes fue del 98%, respecto a la coincidencia de su rastreo con los resultados de la PCR que se les había hecho previamente a los participantes en el estudio.

Utilidad

Covid: El aeropuerto de Helsinki prueba perros para detectar el virus

Las conclusiones a las que llegaron los investigadores es que el uso de perros rastreadores puede resultar muy valiosa «para la detección rápida y de alto rendimiento de un gran número de personas», siendo especialmente útil para el seguimiento de pacientes en las primeras etapas de posibles futuras epidemias y para contener pandemias que ya estén en curso.

Valoran que su trabajo de rastreo sería válido tanto en entornos con una alta prevalencia del Covid-19, por ejemplo hospitales, como en lugares con una prevalencia mucho más baja, como aeropuertos, puertos u otras reuniones masivas.

Menos eficaces con la variante alfa

Una de las limitaciones que los expertos apuntan respecto de su estudio es que los perros fueron menos eficientes en la detección de la variante Alfa del coronavirus, ya que fueron entrenados para detectar el virus primario. No obstante, sí lograron identicar otras variantes, aunque con menos precisión, por lo que sugieren que los canes «podrían volver a entrenarse en unas pocas horas para detectar el resto» de cepas, e indican la necesidad de un entrenamiento continuo para hacer frente a las nuevas variantes emergentes de interés.

Además de este aspecto, los investigadores advierten de que los perros entrenados para olfatear otras sustancias pueden confundirlas con el SARS-CoV-2. Asimismo, «el período de almacenamiento requerido de las muestras de voluntarios para el entrenamiento inicial también puede haber afectado la viabilidad de los compuestos orgánicos volátiles», apuntan.

Universidad de Florida entrena perros para detectar el COVID-19 -  Megacadena — Últimas Noticias de Paraguay