Interior del Estado Yucatán

Alza en el precio de carnes afecta ventas en el mercado San Benito.

Locatarios estiman que los ingresos han disminuido hasta 40 por ciento.

El encarecimiento del precio de las carnes, ocasionada por la inflación, en el mercado de San Benito ha ocasionado mermas en las ventas, indicaron locatarios del lugar. Estiman que las ventas han reducido hasta 40 por ciento en los últimos dos meses, “la gente sólo compra unos restos de carne y ya no por kilo”, señalaron.  

En días pasados, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) de Yucatán, Jorge Cardeña Licona, señaló que más de 65 por ciento de los yucatecos no tiene acceso a los productos de la canasta básica por motivo de la inflación. Cardeña Licona expuso que la escalada de precios no ha “dado tregua” en estos últimos meses y continúan registrándose incrementos en el costo de los productos que integran la canasta básica, a la cual es cada vez más difícil acceder. 

Salvador Quintal Arrocha, presidente de la Alianza de Tablajeros y Abastecedores de Yucatán, indicó que la carne de cerdo ha subido unos 20 pesos en dos meses, antes el kilo estaba en 90 pesos y ahora llegó hasta 110. Mientras que la carne de res pasó de 116 pesos a 145 pesos el kilo; además dijo que esta carne está escasa lo que igual ocasiona el incremento. 

El líder carnicero comentó que la inflación ha ocasionado el encarecimiento de los granos y alimento del cerdo, la res y otros animales, lo provoca que se dispare el precio de la carne. El pollo es la carne más barata, se cotiza en 60 pesos el kilogramo, sin embargo antes estaba como en 45 pesos. 

“Antes con 100 pesos la gente podía comprar su carne, ahora no les alcanza”, indicó el locatario. Ahora, agregó, la gente sólo compra 80 pesos o menos o busca otras opciones para alimentar a sus familias. Ante esta situación, sus ventas han bajado hasta en 40 por ciento; también aunado a la crisis de la pandemia del Covid-19, muchos locatarios han tenido que dejar de vender en sus puestos, otros sólo venden de manera paulatina y han buscado otras formas de ganarse la vida.

Mercado, opción ante incremento de precios 

A pesar del panorama, los mercados siguen siendo una excelente opción para que las personas puedan abastecerse de la canasta básica y otros productos alimenticios, pues manejan precios mucho más bajos que las grandes tiendas y supermercados, destacó Carlos Koyoc Uribe, presidente de la Unión de Locatarios del Mercado San Benito. 

Por ejemplo el tomate se consigue a 16 pesos el kilos cuando está más de 20 pesos en el super, igual que la papa se consigue a 18 pesos en el mercado, y en otros lados a un precio más elevado. 

Por eso invitó a la gente a venir al mercado para poder comprar sus productos y despensa. “Aquí es mucho más barato, es más fresco y además ayudan a los locatarios”, recalcó.