Quintana Roo

Tiene Solidaridad tres casos sospechosos de viruela símica

Las muestras fueron enviadas al InDRE, que entregará resultados esta semana.

En el municipio de Solidaridad hay tres casos sospechosos de viruela símica y será el miércoles o jueves de esta semana cuando se confirmen, destacó Carlos Contreras Mejorada, titular de la Secretaría de Justicia Social y Participación Ciudadana, en el informe semanal de la presidente municipal Lili Campos Miranda.

Indicó que a nivel estatal existe un caso confirmado y cinco sospechosos, tres de ellos en este municipio e invitó a los ciudadanos a buscar atención médica si tienen alguno o varios de los siguientes síntomas: fiebre, dolor de cabeza, erupciones cutáneas, dolor muscular y cansancio o debilidad. El periodo de incubación de la enfermedad es de cinco a 21 días a partir de la exposición.

“Vamos a estar pendiente de la notificación que haga el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) de las muestras que ya se enviaron y estamos a la espera de los resultados y podremos estar seguros de si se trata o no de esta enfermedad”, detalló el funcionario.

Foto: Sesa

Respecto a este tema, la Secretaría de Salud (Sesa) de Quintana Roo informó este lunes que el paciente diagnosticado con viruela símica hace unos días se encuentra estable y debido a que no presentó un cuadro grave de la enfermedad se aplicaron los protocolos de seguimiento de aislamiento domiciliario.

“En Quintana Roo se implementaron desde mayo de 2022 acciones para la vigilancia epidemiológica de la viruela símica y se realizaron acciones de reforzamiento para la detección oportuna de casos, por lo que ante la declaratoria como emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, el estado ya estaba preparado”, destaca un comunicado de la dependencia.

Entre el 25 de mayo y el 14 de julio se llevaron a cabo acciones de comunicación sobre la enfermedad y a nivel operativo se efectuaron jornadas de capacitación para los profesionales de la salud de todo el sector.

“El 18 de julio se confirmó el primer caso en el estado y se dio a conocer a la comunidad en cuanto se recibió la notificación por parte del Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE), y en seguimiento de esto se informa a la comunidad que el paciente continúa estable. En la declaratoria de ESPII, la OMS atiende a varios criterios y no necesariamente porque se trate de una enfermedad grave, por lo que se le pide a la población a mantenerse informada a través de los canales oficiales y a continuar con las medidas de prevención”, detalla Sesa.

El organismo internacional considera como leve, autolimitada y de baja transmisión la enfermedad y sus características clínicas, mecanismos de transmisión y velocidad de propagación son considerablemente diferentes al Covid-19.

Previo al anuncio de la OMS, la Sesa aplicó la primera fase de preparación, que implicó un trabajo coordinado con las instancias del sector salud públicas y privadas para informar sobre el panorama epidemiológico, los criterios de vigilancia epidemiológica, las definiciones operacionales de caso sospechoso, caso probable y caso confirmado.

Asimismo, detalla la dependencia, se realizaron jornadas de capacitación sobre los protocolos a implementar en la entidad, el algoritmo diagnóstico, mecanismo de notificación, tipo de muestras que se deben realizar, recomendaciones de prevención y control para personal de salud y población general, así como la implementación de los protocolos de abordaje y la atención eficaz de los casos.

Para la prevención de la enfermedad se recomienda a la población lavarse las manos de forma frecuente con agua y jabón o solución de alcohol gel al 70 por ciento, cubrir nariz y boca al estornudar o toser, no compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos.

En caso de infectarse se aconseja usar mascarilla médica, especialmente si está tosiendo o se tiene lesiones en la boca, y a las personas a cargo de su cuidado se les recomienda lavar la ropa, toallas, utensilios para comer y sábanas que hayan estado en contacto con la persona enferma, utilizando agua tibia y detergente. 

Se le pide limpiar y desinfectar los espacios en los que se haya encontrado una persona enferma y evitar el contacto cercano con la misma, evitar el contacto con las lesiones, y si se debe tocar al paciente, utilizar guantes y desecharlos.