Internacional

Joven se realiza cirugía estética triple en Madrid; queda en coma por casi 3 meses y muere por bacteria

Una mujer de 34 años que se sometió a una triple cirugía estética en abril, en una clínica de Madrid, España, murió el domingo luego de estar cerca de tres meses en coma inducido por un cuadro de infección grave que había sufrido durante el post operatorio.

Silvia Idalia Serrano, quien vivía en Palma, viajó a Madrid en abril pasado para someterse a una intervención de pechos más una liposucción y transferencia a glúteos. El 29 de ese mes ingresó en el quirófano de la clínica Ceme y tras la intervención la dieron de alta.

Después de tres meses en coma, muere mujer de 34 años que se sometió a triple  cirugía estética

Al regresar a su casa, el 6 de mayo sufrió una infección y tuvo que ser ingresada en estado grave en el hospital madrileño La Paz. Debido a la severidad del cuadro, se decidió inducirle un coma. Falleció el domingo a la madrugada, tras dos meses y tres semanas en ese estado.

El titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid investiga a dos médicos y a la propia clínica por un posible delito de lesiones por imprudencia en este caso, informó hoy el medio español El Mundo.

La abogada de la familia de Silvia, Mar de La Loma, dijo a la agencia EFE que los familiares y su novio Daniel están consternados por lo sucedido y manifiestan que ahora “más que nunca debe llevarse a cabo una investigación rigurosa con las prácticas de la clínica Ceme, no tanto lo ocurrido en el quirófano sino los posoperatorios que se llevan a cabo”.

Por otra parte, de La Loma destacó: “Consideramos que son demasiadas coincidencias con consecuencias fatales. Tiene que haber una investigación y tienen que pagar por ello”.

El comunicado de la clínica

Fallece Silvia tras someterse a una triple cirugía estética en Madrid

Desde la clínica Ceme, las autoridades elevaron un mensaje en el que se lamenta la muerte de la paciente. Asimismo hicieron referencia a un último informe de la investigación judicial en el que se los eximiría, en principio, de responsabilidad por mala praxis.

Así, indican que el informe de parte concluye que “no se deduce infracción de la lex artis médica en los profesionales sanitarios que atendieron a la paciente hasta su traslado al Hospital La Paz”.

Además, apuntaron que Silvia sufrió una complicación infecciosa denominada fascitis necrotizante que es “excepcional” tras la cirugía y que las bacterias que ocasionan ese cuadro “no son de adquisición hospitalaria ni transmitidas a partir de personal o el entorno sanitario, sino procedentes de la microbiota (flora) de la paciente”.

Las autoridades de la clínica destacaron también que la fascitis necrotizante “puede ser difícil de establecer en las primeras horas o días de su presentación” y que la paciente fue atendida por personal de Ceme en un hospital. Tras ello afirmaron que luego de realizarle una “exploración de las heridas” se detectaron el 6 de mayo “signos generales de afectación general y se procedió a su traslado a un centro de mayor complejidad”. Ese día fue internada en grave estado e inducida al coma.

Joven se realiza cirugía estética triple en Madrid; queda en coma por casi  3 meses y muere por bacteria